Se acabó el proceso de mezcla. Esto consiste, entre otras cosas, en escuchar durante varios minutos un golpe de bombo en bucle para ver qué frecuencia está estropeando el sonido.

IMG_1049

Y esto durante entre 8 y 10 horas al día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente llegamos al final del proceso en Peligros y nos llevamos las mezclas a nuestras respectivas casas; mezclas que ahora estamos escuchando y tomando notas para enviárselas al bueno de Pablo para que lleve a cabo la mezcla definitiva y el mastering. Hubo celebración. Hubo motivo.

Categories: CD, FOTOS, VIDEOS

Leave a Reply